lunes, 3 de diciembre de 2012

Cheesecake Americano con Dulce de Leche (tipo Starbucks)



La receta de esta semana es un reto que tenía pendiente de hace tiempo, desde que probé el Cheesecake de dulce de leche en el Starbucks y me enamoré perdidamente! Todo lo que venden en el Starbucks me vuelve loca pero el pastel de queso (Cheesecake) y el pastel de zanahoria (Carrot cake) creo que son sus pasteles estrella!

En Londres probé el Cheesecake de frambuesas que es el pastel de queso más tradicional y el que todo el mundo conoce, pero en Barcelona tienen la versión del Cheesecake de dulce de leche y quise probar de hacerlo en casa, y este es el resultado.

El Cheesecake americano se diferencia del tradicional en que es más grueso y compacto, lo que se traduce en un mayor coste puesto que tienes que comprar el doble de crema de queso y contando que una tarrina de philadelphia ya ronda los 2 euros pues eso…te sale la broma un poco más cara J pero esta muy bueno y vale la pena!

La receta es adaptada a la receta del blog  La receta de la felicidad” premiada con los premios bitácora de este año.

Ingredientes
Para la base:
  • Un paquete de galletas maria (o digestive)
  • 85 gr de mantequilla
Para el relleno:
  • 900 gr de queso crema, tipo philadelphia
  • 200 ml de crème fraîche (o yogur griego)
  • 250 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • zumo de medio limón
  • 3 cucharadas soperas de harina de repostería
  • una pizca de vainilla
  • 2 o 3 cucharadas colmadas de dulce de leche (yo lo compre hecho en el mercadona, marca Chimbote)
Preparación
  1. Precalentamos el horno a 200 º.
  2. Comenzamos preparando la base. Para ello, trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina, o metiéndolas dentro de una bolsa y golpeándolas con un rodillo, hasta obtener un polvo de galleta fino.
  3. Derretimos la mantequilla y mezclamos con la galleta en polvo (debe quedar como arena mojada). Cubrimos la base de un molde desmontable de 20 a 24 cm con papel de hornear, distribuimos encima la masa de galleta, presionando bien, e introducimos en el congelador mientras preparamos el relleno de nuestra tarta de queso.
  4. Batimos el queso crema con unas varillas, añadimos el azúcar, la crème fraîche (o el yogur), la vainilla, el limón y la harina, hasta obtener una pasta lisa. Añadimos a continuación los huevos de uno en uno, pero sin batir mucho, lo justo para que se incorporen pero no coja mucho aire la masa.
  5. Una vez la masa ya este lista, cogemos un poco de masa y la separamos en otro bol añadiendo el dulce de leche (2 o 3 cucharadas dependiendo de si queréis que se note mucho o poco el dulce de leche).
  6.  Ponemos la mezcla de queso sobre la base de galletas que habíamos preparado previamente y posteriormente añadimos cucharada a cucharada la mezcla de la masa con el dulce de leche. Cogeremos el tenedor y mezclaremos con cuidado la masa para que queden unas aguas.
  7. Introducimos nuestra tarta de queso en el horno, y horneamos 10 minutos a 200 º C. Posteriormente bajamos la temperatura a 90 º C y horneamos durante 30-40 minutos más. El interior de la tarta, al moverlo, parecerá un flan.
  8. Una vez pasado este tiempo, dejamos la tarta de queso en el horno apagado varias horas. Una vez a temperatura ambiente la tarta, la llevamos al frigorífico hasta que esté totalmente fría (lo mejor es preparar la tarta de un día para otro).
 

2 comentarios:

  1. Seguro que se baja a 90º (noventa)??? He consultado muchas recetas y de 200 o 190 bajan 20 ó 30 grados tras unos primeros 10-15 minutos... pero de 200 a 90... ¿seguro?

    ResponderEliminar